dijous, 23 de desembre de 2010

Annus Horribilis para la Bolsa española. Eliseu Santandreu publicat pel diari EL PUNT i AVUI el 24.12.2010


Aunque el año que ahora acaba no presagiaba buenos resultados para la Bolsa Española, en realidad han sido peor de lo previsto. De hecho, será el peor año desde el 2008. Solo basta apuntar la caída en la cotización de los principales blue chips españoles: Telefónica, BBVA y Santander.

El objetivo de este artículo consiste en analizar los resultados registrados, a fin de interpretar lo ocurrido, generalmente explicados con un amasijo de conceptos que escapan al inversor medio.

(Datos a 16 de diciembre)
a) De las 130 empresas que componen el mercado continuo español, el 67% de ellas han registrado pérdidas en su valor bursátil con respecto a 2009.  Peor ha resultado para las 20 empresas catalanas que cotizan en Bolsa que el 85% registraron desvalorizaciones de sus títulos. En algunas de ellas el valor bursátil es inferior al valor contable.

b) La pérdida de los títulos de BBVA de un -37,23%; Santander con -27,55%; Bankinter -38,25% contrastan con la bondad de Inditex con un +43,95% o Iberia con +74,25%, poniendo de manifiesto el claro castigo que los mercados han inflingido al sector bancario.

c) El Ibex-35, que ha registrado un -14,89% mientras mercados internacionales como Londres (+8,84%) Francfort (+17,96%) Dow Jones (+10,05%) o Nasdaq (+15,80%) presentan beneficios importantes, pone en evidencia que el índice español ha estado más castigado que los de su entorno. 

d) Los sectores más perjudicados han sido: Siderúrgica y Minería (-34,90%) Bancos (-28,38%), Eléctricas con (-12,14%) y Servicios con (-10,51%). En la parte de los positivos destaca textil y papel (+43,04%) y Alimentación y Agrario (0,97%)


Dividendos
Las sociedades cotizadas repartieron en los diez primeros meses del año 17.401,39 millones de euros en dividendos, lo que supone una reducción del 33,8% respecto a los 26.282,69 millones del mismo periodo de 2009. Las compañías mantienen los dividendos pese a la crisis, aunque el volumen total se haya reducido situándose a niveles similares a los años 2005 y 2006, cuando repartieron 14.500 y 21.800 millones de euros, respectivamente. A precios actuales 28 valores españoles ofrecen rentabilidades por dividendos comprendidos entre el 4,75% y el 9% y todo apunta a que se mantendrá esa política.

A pesar de todo, La Bolsa española presenta una cara amable para el inversionista sin prisas, ya que cotiza a un PER de 10,5 veces, cuando debería estar entorno a 30 veces. Merrill Lynch otorga un potencial de crecimiento al Santander del 37,15% y al BBVA del 30%. Esas magnitudes son valoradas por los inversores extranjeros, titulares del 40% del valor de las compañías españolas, un dato positivo a pesar de las fuertes caídas que acumulan algunos valores por las dudas sobre la solvencia del país y por la carga de especulación que provoca la alta volatilidad actual.

Ciertamente, la Bolsa española no ha estado en su mejor año. La mayoría de valores están muy bajos por lo que es de presumir que salvo cataclismos y a pesar de los agoreros todo apunta a una mejora de los resultados empresariales; los índices bursátiles a nivel europeo están a precios de hace 12 años, cuando los PIB han crecido el doble y, sobre todo las políticas que pueda adoptar el Gobierno deben ser un acicate para una recuperación del grado de confianza que se reflejará en el comportamiento de los mercados bursátiles, y que supone un termómetro muy destacable para ayudar a salir de la crisis.

Esperemos que este año de infausta memoria de paso a que en el próximo se recupere la Bolsa cuyos valores, en general, están muy por debajo de los que correspondería en otras circunstancias  La Bolsa española está “barata”, de hecho, es la plaza europea más barata.


PER  mide las veces que el precio de la acción contiene el beneficio, están muy bajos en ciertos casos.

BLUE CHIPS, Títulos principales de un mercado de valores  con mayor volumen de negocio. El nombre hace referencia al color azul de la sala en que se cotizaban los títulos más importantes en la Bolsa de New York.

PAY OUT  Parte del beneficio distribuido entre los accionistas con respecto a los resultados. Cada sociedad estipula su pay-out en función a la idiosincrasia de los accionistas y a su estrategia de capitalización.

AUTOCARTERA  Adquisición de  acciones propias para evitar el hundimiento de su valor en el mercado o estabilizar la cotización de sus títulos en el mercado de valores sea más estable.