dilluns, 27 d’abril de 2015

¿Por qué Intereses negativos?. Eliseu Santandreu

En los actuales momentos se está dando el caso paradójico de que alguien que reciba un préstamo de 1.000 euros a devolver al cabo de un año, tenga que devolver 990 euros, comprensivos de la devolución del préstamo más “los intereses” lo cual implica que el tipo de interés aplicado ha sido negativo, algo insólito hace muy poco tiempo. Obviamente, al prestamista el efecto es el contrario.

Mientras el BCE (Banco Central Europeo) aplica en los depósitos remunerados se aplican al tipo negativo del -0,2%; el bono alemán a 7 años cotiza al -0,019%; Bélgica paga un 0,003% y Holanda cobra un 0,005% por los préstamos a cinco años; el bono suizo a 5 años tiene un interés del -0,393%, el Tesoro Público español ha emitido recientemente 4.646 millones de euros en letras a seis y doce meses al tipo de -0,005%, cuando por esos mismos activos pagaba el 5% en el año 2012. Esos datos ponen de manifiesto que todos los países están aplicando la misma política monetaria ¿Qué lectura puede justificar ese fenómeno?

La explicación es que la fijación de un tipo de interés a una operación o activo está en función de la rentabilidad deseada por el emisor o prestamista mas la seguridad de recuperar el préstamo. Otro efecto implicado en la decisión hace referencia al IPC (Índice de precios al consumo) Siguiendo el primer ejemplo expuesto y, suponiendo un IPC negativo del 2%, el poder adquisitivo de los 990 euros recuperados por el prestamista, al vencimiento, le habrá supuesto una rentabilidad real del 1%.


Supongamos ahora que la deuda emitida por el Estado griego ofrezca una rentabilidad del 2,8%, mientras las de otras deudas soberanas sean negativas. Muchos inversores optarán por adquirir la deuda con intereses negativos, desechando la compra de deuda griega. El motivo obedece al factor seguridad ya que la inversión en deuda griega, por el momento, presenta un alto grado de incertidumbre por la posible imposibilidad de devolver la deuda, con lo cual peligra no solo la pérdida de los intereses sino la recuperación de la inversión.

¿A qué se puede deber ese fenómeno? Entre otras destacan: a) porque el BCE está inyectando mucha liquidez en la Eurozona; b) porque la demanda de deuda del Estado ha crecido mientras la oferta sigue estable; c) la inestabilidad de muchos mercados y algunos activos públicos y privados aconseja priorizar la seguridad a la rentabilidad; d) aunque las medidas del BCE tenían como objetivo fomentar el crédito, los bancos prefieren perder dinero a asumir el riesgo que supone prestarlo y e) Los inversores institucionales han de mantener normativamente en su cartera un porcentaje de productos y activos de bajo riesgo, por lo cual hay siempre una demanda constante.


   

¿Cuánto tiempo puede durar la actual situación? Dos razones parecen las más razonables: 1º Hasta que se consolide el deseado crecimiento lo cual supondrá un acicate para la reducción del factor seguridad o, 2º mientras el BCE siga inyectando dinero al sistema.